Las causas de vómitos de bilis amarilla en los perros

Como si el vómito por sí sola no era suficiente motivo de preocupación, un líquido amarillo vómitos perro realmente puede crear pensamientos preocupantes en el propietario. ¿Cuál podría ser la causa de un perro a vomitar líquido amarillento, especialmente durante la noche? La mayoría de los dueños de perros terminan por sentirse desconcertado, ya que pueden ser incapaz de recordar cualquier alimento ingerido que podrían causar tales coloración característica. Afortunadamente, hay algunas explicaciones que ayudan a explicar todo el proceso mejor.

La causa más probable de la coloración amarilla brillante en el vómito perro es debido a la presencia de bilis. Este es un líquido amarillento degustación amargo secretada por el hígado y almacena en la vesícula biliar. Este líquido, que ayuda en la digestión, normalmente es liberado por el hígado y se dirige al intestino delgado con el fin de ayudar a la digestión y ayudan con la absorción de las grasas, de acuerdo con la información del veterinario. Normalmente, la bilis se queda dentro del perro y hace su trabajo ayudando a la digestión. Los problemas parecen comenzar cuando este fluido es llevado hacia arriba, lo que sugiere que algo no puede estar en la norma.

Causas de los vómitos de bilis en los perros

Muchos propietarios se quejan de que sus perros vomitar bilis amarilla por la mañana temprano. En este caso, la bilis puede ser simplemente el resultado de estómago vacío del perro. Este es el caso más probable si el perro vomita aproximadamente a la misma hora cada mañana y come a la misma hora cada noche. La solución a este problema es a menudo bastante simple y directa. Todo lo que se puede necesitar es alimentar al perro una pequeña comida justo antes de la hora de dormir. Esto debería ayudar a resolver el estómago y en última instancia, resolver el problema.

El problema puede deberse al hecho de que al estar vacío, el exceso de ácido se acumula en el estómago del perro, irritante y provocando el vómito de bilis. Si hay algún alimento ingerido durante la noche, lo más probable es menos ácido y se desarrollará posible resolver el problema.

También ayuda a asegurar que el perro se cansa por lo menos dos veces al día, con la segunda comida que se alimentan alrededor de las 7 PM. Cuando los perros se alimentan sólo una vez al día, el estómago puede quedar vacía durante demasiado tiempo, lo que resulta en el síndrome de vómitos biliares. También puede ayudar a dividir parte del perro comida diaria en tres o cuatro comidas pequeñas durante el día. Para los casos severos, los veterinarios pueden prescribir famotidina, que es el genérico de Pepcid AC.

Otro problema puede ser la enfermedad del intestino irritable, que a menudo es conocido por el acrónimo”” EII. Una forma leve de EII puede causar los perros a una irritación crónica de los intestinos, con el resultado de causar vómitos en un asunto aleatorio. Un cambio en la dieta que implica el uso de formulaciones de estómago muy digestibles sensibles pueden ayudar a como sería dar al perro una merienda tiempo de la cama.

Vómitos de bilis espumosa a menudo sólo significa que el perro ha vomitado con el estómago vacío. La causa de un perro de vomitar líquido amarillento después del agua potable puede deberse a que el perro bebió agua y pasó a vomitar con el estómago vacío. Si un perro tiene un malestar estomacal, beber mucha más agua puede alterar. Por esta razón, se recomienda para dar perros vómitos cubitos de hielo para lamer aproximadamente cada cuatro horas para evitar que tragando demasiada agua y la irritación del estómago, que necesita descansar. Algunos perros simplemente les gusta toneladas trago de agua a la vez y esto en última instancia conduce a un malestar estomacal.

Lo mejor es buscar la ayuda de un veterinario para determinar la causa exacta y llegar a un diagnóstico correcto. Su perro puede ser simplemente que sufre de un exceso de producción de la bilis o de un estómago irritado debido a que está vacío por mucho tiempo. Sin embargo, puede haber otras posibilidades a considerar, tales como el síndrome del intestino irritable, reflujo ácido, o alergias a los alimentos, por nombrar sólo unos pocos.
Aviso: Este artículo no está destinado a sustituir asesoramiento profesional veterinario y no debe ser utilizado como una herramienta de diagnóstico. Si su perro necesita algún consejo relacionado veterinaria, por favor póngase en contacto con su veterinario inmediatamente.

Leave a Reply